Make your own free website on Tripod.com
 
Escribiré sobre un lugar que llamare tierra de nadie...

En un lugar situado no muy lejos de la ciudad existe una muralla que guarda miles de secretos, que por ser tenebrosos y prohibidos están ocultos entre sus paredes.

Ahí moran personas que son tratadas como entes, sin voz aunque sus almas gritan con fuerza sus sufrimientos, algunos lo merecen, quizás otros no, pero están ahí cautivos por ocultos intereses, o porque la vida no les dio oportunidad de ser diferentes; también los hay los que son malos, tan malos como tu mente los imagine, todos ellos, sin excepción alguna penan por los corredores del lugar con la mirada perdida, otros con la vista puesta en la esperanza de poder traspasar los muros de la tierra de nadie algún día, nadie excepto su familia los recuerda, y eso hace mas difícil la lucha que cada día ahí se lleva, no hay derechos, no hay motivaciones para vivir el día siguiente, solo existe la corrupción y la venta de todo aquello que los hicieron perder la libertad, ¿serán tan culpables los que ese lugar llegan como los que se encargan de que se respete el orden y las leyes?

Podría hablarte de algunos de los seres que ahí moran, cada uno tiene su propia historia, yo he conocido unas por boca propia de algunos de ellos.
He escuchado al principio con miedo, lo que me han narrado, después con asombro de tanta inmundicia existente, más grande la que viven ahí, donde fueron confinados por sus pecados, delitos diriase correctamente.

Te hablare ahora de un hombre de 28 años aproximadamente, lo conocí con el mote de “el copetes”, Él esta ahí acusado de haber cometido un asesinato en contra de un amante, después de darle sus amores, lo robo y le quito la vida; pasara ahí seguramente un largo periodo, ya que no cuenta con familia ni dinero para defenderse... su cara luce afilada y dura, a mí me parece una mascara en la que oculta su miedo, si, miedo a tener que enfrentar la responsabilidad de los supuestos hechos, el es desconfiado, ágil para moverse, me parece un gato que rehuye la mano que puede ayudarlo, el duerme en una crujía en el suelo dado que no puede pagar el mullido lecho que cuesta 30 pesos, y seguramente la Comida, que como dadiva se ofrece, lo mantiene ágil de cuerpo.

Al recordarlo, a mi mente vienen las familias desintegradas, que producen personas como el copetes, no fue afortunado, no tuvo el respeto y cariño de unos padres que lo protegieran, de ahí supongo vino su mala suerte... no sonríe, su mirada es desconfiada y fría. Dios lo ayude, ¿Su nombre...? No tiene importancia.

Puedo hablarte también de un buen tipo, lo llaman el claves, esto porque su mente esta desecha por el uso de drogas corrientes y no pierde ninguna oportunidad para comunicarse con los aviones que por ahí pasan, todo esto en claves...; él fue menos desafortunado, cuenta con unos padres viejos y la promesa de que pronto Irán a sacarlo. ¿Cuándo...? Será cuando la vida mejore, cosa que veo mas que peliaguda, ya que el no esta confinado por delito alguno, su mal más grande fue entrar a una cochera que no le pertenece, eso sí, totalmente intoxicado, lo que alarmo a los dueños y llamaron a los dementores para que lo pusieran en su justo lugar, las paredes grises que absorben el aliento y matan la esperanza. Él con su cuerpo pequeño y delgado me recuerda a aquellos niños que viven en albergues, aquellos que aunque tienen padres, están carentes de ellos, tuve una charla con la madre, me dijo - él esta bien aquí, afuera no podemos su padre y yo cuidarlo, el trabajo no nos da para mantenerlo y el necesita cuidados, no esta bien de la cabeza, prefiero tenerlo aquí donde recibe comida, que en casa, la que muchas veces no podemos darle
De la droga que lo domina-, no habló, aunque ella sabe que él hace oficios de dama para obtener un poco de dinero y procurarse el sustento de ella. Luego ya hablaremos del tipo que los días de visita vigila desde un segundo piso, alerta a la venta de estupefacientes, esto con la venia de los dementores que visten de negro. Algo aprendí de el claves... no importa cuanto difícil sea la vida, siempre se puede dar lo bueno a quienes te ofrecen una mano amiga...me conmovió al ofrecerme una pastilla de dulce que le trajo su madre como único presente.

Como ellos hay tantos sin voces, porque al ser inquilinos de la tierra de nadie la perdieron, pero también hay los que hablan y hablan recio, esta voz se alza con un precio pueden adquirir derechos, tales como un privado para pasar la estancia menos incomoda, un celular, televisión por cable y hasta una computadora, pasando por menús recién hechos a sus antojos, según el paladar lo requiera...aunque esto...no cambie el color de las paredes, que es tan gris y frió como el cemento, tan gris como el delito que cometieron, ya sea contra una institución gubernamental o privando de la vida a una jovencita que además llevaba en el vientre un hijo de su ahora asesino, todo esto pierde importancia ante el precio. No importa señores, hagan su oferta.

Así con personajes tan pintorescos en su medio, transcurre los días, no todos son grises en su totalidad, existen dos a la semana que se hacen mas llevaderos, dos en que la luz de el sol entra llevando un poco de consuelo, unas cuantas horas dos veces por semana hacen la diferencia , por los pasillos fríos.

Esos días se escucha un gran alagravio, la vida deja de ser cosa triste, ellos , lo que ahí avitan reciben a sus seres queridos, que les traen conshuelo aparte de comida, quiza la unica decente que recibiran ese día, se escucha por todas partes murmullos encendidos, los pasillos se ven abarrotados de gente que ansiosa busca con los ojos a su familiar ahí recluido, encuentras familias enteras, niños jugando por los jarines, que extrañamaente lucen verdes cómo escuchando con atencion lo que ahí se comenta...los niños, quienes visitan a sus padres hacen de ese día un convivio de campo, parecen no comprender la desgracias que sobre sus infantiles cabezas se cierne, quiza, ellos ...en su ingenuidad no comprendan que podria ser ese el mismo futuro que les espera para ellos ese lugar es es como cualquiera, es donde su padre vive, ese padre que los abraza con el amor de que es capaz quien sabe que nuevamente se quedara solo, solo con la esperanza que llegue nuevamente ese día, por ahí no faltan los musicos, algunos ya viejos que han llevado un poco de alegria a cambio de unas monedas con sus voces chillonas acompañadas por alguna guitarra si la suerte sonrie , son tan variados los ritmos que aturden, todos ellos interpretados con gran sentimiento, le cantan a la vida, a un amor lejano, incluso a la libertad que ya no poseen
asi transcurren las horas, despues de esto, ha enfrentar de nuevo a los dementores y sus demonios cautivos

Ha llegado el momento....”Termina la visita” y poco a poco, las caras antes contentas se transforman en una mascara de tristeza aquelos que de alguna manera representan el lazo que hace valiosa aun su vida, se van, se pierden entre los pasillos rodeados con hierros, sus cuerpos se ocultan tras los muros grices , llevan con ellos un dolor en el pecho, dejan ahí a su esposo, su hijo recibiendo el justo castigo quiza, de lo que estoy segura es de que no para todos es merecido.

Despues, los que ahí quedan se reunen en grupos, no es amistad lo que los une, es el miedo , miedo a traspasar ellos solos los pasillos donde viven los perros ...seres humanos asi llamados por su bravura resulta riesgoso enfrentarlos solo , atacan sin miedo clavando sus colmillos de maldad entre los hermanos , la unica manera de liberarse de ellos es...arrojando a sus pies unas monedas, que como carroña deboran hambrientos, de esa manera, se puede cruzar los dominos que son por ellos havitados
ellos no tienen la suerte de los que son atacados, sus familias incluso los olvidaron, causaron según se dice tanto dolor en ellos , que solo reciben rechazo...la mayoria de ellos, son jovenes y como tales tienen la fuerza de de sus impulsos...suerte compañero, tenemos monedas, estamos a salvo.
Los otros retenes son mas tranquilos, se puede llegar con suerte a el destino final, los dormitorios , de ellos, no te hablare por ahora, solo los dueños conocen sus adentros.

Se cuenta que por la noche deambulan espectros, que es tan terrible lo que hacen que es inombrable , no existen labios que se atrevan a contarlo , los ojos miran sin ver , la muerte esta alerta podria ser requerida ..
Cuentan que algunas noches se ven vehiculos siniestros, en los que sacan los cuerpos sin vida , que se escuchan como rebotan produciendo sonidos como los que escuchariamos en un rastro, finalmente, son tratados como animales, desaparecen!! , nadie los busca?? O pertenecieron a los olvidados?
No hay voces, no hay quejas, el idioma canero no sabe de ellas aunque muchos ojos cerrados lo vieron .
Alguien me dijo,la ley del canero es callar , es no hablar con los de fuera lo que ahí sucede, sopena de ser castigado
Quiza algun día comprendamos ese idioma, y sepamos porque las paredes no hablan , sepamos quienes les han tapado los labios.

Continuará

escríbeme
escríbeme